PRÁCTICA DOCENTE III - LA SALA, EL ESPACIO DEL APRENDER Y DEL ENSEÑAR

Esta unidad curricular propone entender la enseñanza como actividad intencional. Pone en juego un complejo proceso de mediaciones orientado a imprimir racionalidad en las prácticas que tienen lugar en una institución escolar y en un aula.

La enseñanza como práctica social, responde a necesidades, funciones y determinaciones que están más allá de las intenciones y previsiones individuales de sus actores y sólo pueden entenderse dentro del contexto social e institucional donde se desarrollan.

Es fundamental reconocer el valor de una construcción en términos didácticos como propuesta de intervención que implica poner el juego la relación contenido-método. De esta manera quien enseña deja de ser actor para constituirse en sujeto creados, sujeto que imagina y produce diseños alternativos que posibiliten al sujeto que aprende, la recosntrucción del objeto d enseñanza.